Buscar este blog

Cargando...

viernes, 23 de diciembre de 2016

Honduras: Vendedores ambulantes se quedan en el centro capitalino

La Tribuna.hn/  23 Diciembre 2016
Los vendedores ambulantes se colocaron con normalidad en el paseo Liquidámbar, la otrora calle Peatonal de Tegucigalpa, la tarde del jueves y eso permite vislumbrar que se calmaron las “aguas” del conflicto que propiciaron durante casi tres días frente a los policías municipales.
Por la mañana todo era diferente, los minoristas se tomaron esa área peatonal y en los accesos a los puestos privados de ventas, haciendo uso de banderas, pancartas y con gritos para dar paso a sus muestras de descontento al filo del mediodía, cuando se enfrentaron a los uniformados, con palos y piedras.

Obligaron a los dueños de los negocios a bajar las cortinas metálicas de los establecimientos para ejercer presión sobre las autoridades y así hacerlas desistir de la decisión de sacarlos del parque Central y alrededores y reubicarles en el mercado La Isla, como manda una ordenanza municipal de 2007.
“AL GATO Y EL RATÓN”
                                                               


Los vendedores ambulantes retomaron sus ventas la tarde de ayer, luego de tres días de conflicto en el casco histórico de Tegucigalpa.
Durante el periodo del alcalde Ricardo Álvarez (2006-2014), la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) acordó con la Asociación Nacional de Trabajadores Informales de Honduras (Anatreinh), que todos los ambulantes estacionados en el casco histórico, fuesen trasladados al mercado La Isla. Años después el problema no cesa, a diario ambas partes se enfrentan como si se tratara de “jugar al gato y al ratón”.

El martes pasado, la situación se agravó debido a una denuncia que hicieron locatarios del edificio Midence Soto a los funcionarios municipales, sobre la permanencia de vendedores hasta en los espacios privados y por eso se procedió con los operativos que desencadenaron el conflicto.

La mañana de ayer también estuvo acalorada tras que un policía municipal amenazó a una vendedora y a su hijo con una escopeta. “El guardia de seguridad me amenazó a mí y a mi hijo con una escopeta, me puso una escopeta en el pecho, todavía tuvo el descaro de hacernos un tiro, ando la evidencia, nos apuntó y nos hizo un tiro, de milagro no nos mató, porque pegó en otro lado, pondremos la denuncia ante el Ministerio Público (MP)”, señaló una vendedora de nombre Rosela.
“Tenemos hambre, necesitamos trabajar, nuestros hijos necesitan trabajar”, agregó con tono atropellado.

Por la tarde, ya el problema parecía haberse solucionado. “Aquí no ha pasado nada, miren los vendedores, nada, aquí no ha pasado nada”, indicó un agente municipal, sin ofrecer más detalles a los medios de comunicación, mientras señalaba a una minorista vendiendo pantalones a los peatones.

INICIO DE CONFLICTO
El martes anterior comenzó el conflicto, cuando los municipales procedieron a desalojar a los comerciantes ambulantes de la plaza cívica “General Francisco Morazán” o parque Central de Tegucigalpa.
                                                               
Los vendedores al menudeo minoristas se tomaron el paseo Liquidámbar por la mañana.
El problema se atizó cuando hubo disparos, piedras y golpes, entre ambas partes y varias personas resultaron lesionadas, al punto que un ambulante tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Escuela Universitario (HEU), en una ambulancia, ya que resultó herido de bala.

El miércoles, los minoristas se atrincheraron desafiando a las autoridades, advirtiéndoles que no abandonarían el centro, ante lo cual la contraparte les respondió que mientras la ley no sea reformada su deber es hacerla cumplir.

Ayer por la mañana, continuaba el problema sin que los grupos antagónicos se pusiesen de acuerdo. Por la tarde, al filo de las 4:00, los ambulantes retomaron sus ventas mientras que los agentes municipales se retiraron. (AD)
http://www.latribuna.hn/2016/12/23/vendedores-ambulantes-se-quedan-centro-capitalino/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada