Buscar este blog

Cargando...

sábado, 25 de marzo de 2017

Honduras: En fidelidad a Monseñor Romero

Sábado, 25 de Marzo de 2017.
El asunto de fondo no es que Monseñor Romero sea ya un beato y que pronto sea proclamado santo, puesto que nunca se ha conocido en los tiempos modernos una persona tan venerada como santo que Monseñor Romero. La Iglesia, con el Papa Francisco, lo que han hecho es oficializar la devoción que decenas de miles de personas le rinden al obispo, pastor, mártir y beato, Romero de las Américas.


El asunto de fondo es si siendo un beato, la Iglesia está sabiendo ser fiel a la vida, palabra y testimonio profético de este hombre de Dios que, como dijo el apóstol Pedro del Señor Jesucristo, “pasó haciendo el bien”. Monseñor Romero fue un hombre de Dios que desde su identidad de pastor supo ser fiel a la Iglesia desde la escucha y cercanía al sufrimiento de la gente pobre y perseguida por la represión, y supo situar su misión como guía y pastor de la Iglesia a la altura de las circunstancias históricas y extraordinarias de El Salvador de aquellos aciagos años del siglo veinte.

Aunque Monseñor Romero está en los altares, su vida y su palabra profética no son para quedarse estáticas o adornadas en torno al ámbito estricto de lo religioso o eclesiástico. Su servicio está en la realidad histórica, donde se juega la suerte de los pobres, en donde los derechos humanos se definen a partir de la lucha radical entre la vida y la muerte de las mujeres y de los hombres excluidos o desechados por el sistema. Ahí está la vida y vigencia de la palabra profética y eclesial de Monseñor Romero.

Bien sabemos que hoy siguen apareciendo ofertas para reducir las condiciones detonantes de migrantes que masivamente amenazan las fronteras de la tranquilidad y comodidad del imperio. Trump simboliza los extremismos del imperio que mata la esperanza de los pobres. Hoy son mucho más radicales las ofertas que buscan reducir la pobreza o los conflictos agrarios, o que buscan dar empleo por horas o a cambio de apoyar candidaturas políticas. Todas son ofertas que en el fondo buscan hacer cambios sin tocar ninguna de las raíces productoras de la desigualdad y de la injusticia.

Son cambios que impulsan los mismos liderazgos que tienen la cuota de mayor responsabilidad en el deterioro, la inestabilidad, la corrupción, la impunidad y la violencia en nuestra sociedad.

En cualquiera de las circunstancias, la canonización oficial de Monseñor Romero es una invitación a todos los miembros de la Iglesia y a todas las personas y sectores que sienten simpatía o devoción por su persona, a que hoy en este período del siglo veintiuno, sepamos ser fiel al Evangelio de Jesucristo, a la Iglesia y a los pobres no solo haciendo buenas obras que ayuden a los pobres y oprimidos, sino a defender su causa de liberación ante las amenazas, y engaños que provienen de las élites insensibles e injustas de nuestro tiempo.

Las élites económicas, empresariales y políticas son en nuestro tiempo tan insensibles y tan religiosas como en el tiempo de Monseñor Romero. Y al Arzobispo salvadoreño lo mataron. No tener conflictos con estas élites expertas en encantar con sus discursos, promesas y piedades, es muy mala señal si es que nos queremos llamar hoy en día seguidores de Jesucristo a través de la fidelidad a Monseñor Romero. Hoy en día es imposible llamarse seguidor de Monseñor Romero y defender la causa de los pobres sin tener conflictos con las élites pudientes, porque ellas encarnan en la actualidad a los dioses del poder y del dinero.




Escuchar y descargar Nuestra Palabra 
Radio Progreso
En fidelidad a Monseñor Romero -

                                                       


 Derechos compartidos,citando la fuente  |  Contáctenos  |  Misión  | Historia  |
   www.radioprogresohn.net  
   

Si no se ha suscrito Nuestra Palabra, envíe un correo electrónico a:multimedia@radioprogreso.net  con el mensaje de suscripción.

http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/nuestra-palabra/item/3557-en-fidelidad-a-monse%C3%B1or-romero-25-marzo-2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario