Buscar este blog

Cargando...

domingo, 16 de octubre de 2016

¿Hogar dulce hogar? El papel de Honduras, Guatemala y El Salvador en la creciente crisis de refugiados

                                                    Foto:Amnistía Internacional
Sábado, 15 Octubre 2016 16:27 Written by 
pasosdeanimalgrande.com/
A medida que la violencia se ha ido intensificando y que la pobreza y la desigualdad siguen prevaleciendo, los gobiernos centroamericanos de Honduras, Guatemala y El Salvador, conocidos también como el Triángulo Norte, están fallando doblemente a la hora de proteger a su ciudadanía: las condiciones socioeconómicas siguen siendo malas y el entorno, cada vez más violento, impregna todos los rincones de cada país –lo que obliga a una cifra récord de personas a huir–, pero los gobiernos están fracasando en brindar protección a quienes son deportados de vuelta al mismo clima de peligro del que huyeron.
 Amnistía Internacional está llevando a cabo una investigación transnacional, a lo largo de varios años, sobre los diversos componentes de esta crisis regional, incluida la investigación futura que examinará los peligros de los viajes de solicitantes de asilo, refugiados y migrantes a través de México y las fallas en la respuesta regional al fuerte aumento de las necesidades de protección de las personas refugiadas. La investigación futura destacará especialmente las maneras en que las prácticas en México y Estados Unidos violan el principio de no devolución (non-refoulement), que en virtud del derecho internacional prohíbe a un Estado devolver a una persona refugiada a un país donde pueda ser perseguida o donde su vida corra peligro.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha establecido que las personas solicitantes de asilo de los países del Triángulo Norte presentan ciertos “perfiles de riesgo”: personas perseguidas por una mara porque ésta considera que no respetan su autoridad; personas que trabajan o se dedican a actividades susceptibles de sufrir extorsión; víctimas y testigos de delitos cometidos por maras o miembros de las fuerzas de seguridad; niños y jóvenes de zonas en las que operan las maras; mujeres y niñas de zonas en las que operan las maras; y personas LGBTI. Según advierte el ACNUR, todos estos grupos pueden estar necesitados de protección internacional de acuerdo con la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951. Algunos instrumentos regionales, como la Declaración de Cartagena, piden claramente la condición de refugiado para las personas que huyen de la violencia generalizada en sus países, como sucede con los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Para comprender de verdad la dinámica regional de la movilidad humana, Amnistía Internacional optó por investigar primero las condiciones en las que esta gente comienza y, a menudo, termina su peligroso viaje –sus países de origen–, y concluyó que los gobiernos de estos países están fallando a sus ciudadanos en todo momento.
Vea  Resumen del informe Aquí 

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/contexto/item/1536-hogar-dulce-hogar-el-papel-de-honduras-guatemala-y-el-salvador-en-la-creciente-crisis-de-refugiados

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada