Buscar este blog

Cargando...

domingo, 5 de marzo de 2017

Alemania: Manifestación en Berlín: Cuando el desarrollo se vuelve mortal - Solidaridad con las luchas por la tierra y la autodeterminación en Latinoamérica

 Manifestación en La Puerta Brandenburgo, en el centro de Berlín. Organizaciones solidarias con América Latina expusieron cómo la criminalización de las personas defensoras en el continente trae consigo la muerte con el contubernio de gobiernos, transnacionales e instituciones financieras
Sábado, 04 Marzo 2017 - 21:15 Written by 

 “Se lleva a cabo una guerra contra las poblaciones más vulnerables, una guerra en la cual sólo aparecen las víctimas mientras los autores, encubiertos por gobiernos, militares y élites económicas, no se investigan y siguen en la impunidad”, señala un comunicado de varias organizaciones alemanas solidarias con América Latina, que en el marco de la conmemoración del crimen contra Bertha Cáceres demandaron justicia para ella y otras personas defensoras de los derechos humanos en diferentes países del continente, este 03 de marzo de 2017.

La manifestación se realizó  frente a  la Puerta Brandenburgo, en el centro de Berlín, donde participaron grupos solidarios de esa ciudad  de Alemania, que trabajan temáticas sobre la defensa de la tierra y violaciones a derechos humanos en países latinoamericanos, como Colombia, Guatemala, Mexico y Brasil.
Las organizaciones participantes fueron Kolumbienkampagne Berlin, Honduras-Delegation (Alemania), Unidos por la paz Alemania(Colombia), Ökumenisches Büro für Frieden und Gerechtigkeit  y Cadena de Derechos Humanos Honduras, CADEHO.

A través de fotografías denunciaron los casos de asesinatos entre  2016 y de 2017, entre ellos el de Cáceres con la leyenda : “Soy Berta Cáceres, fui Coordinadora General del COPINH, luché contra la construcción ilegal de la Hidroeléctrica Agua Zarca en nuestro territorio ancestral, por eso entraron en la noche del 2 a 3 de marzo 2016 a mi casa y me asesinaron, hasta hoy día este crimen se queda impune".
También estaba la foto de la defensora del ambiente Lesbia Yaneth Urquía y José de los Santos Sevilla.

Asimismo destacaron los crímenes cometidos contra  Nilce de Souza Magalhães de Brasil, Isidro Baldenegro de México, Laura Leonor Vásquez Pineda, de Guatemala y muchos más de líderes que lucharon contra  proyectos extractivistas.
                                                               
                             
Basta de impunidad, esclarecimiento y justicia por lxs asesinatos de defensorxs y luchadorxs sociales en Latinoamérica.

En el comunicado que estaba en alemán, español e inglés denunciaron que “detrás de estas sangrientas luchas por los territorios están empresas e instituciones financieras transnacionales y empresas europeas que están vinculadas a la construcción de represas en territorios indígenas y también compañías mineras que son responsables directas de envenenar el medio ambiente y de graves violaciones a los derechos humanosColocaron un muro con muchos casos más de crímenes de defensorxs en América Latina.  En un  papel rojo estaban las fotos con nombres de ambientalistas asesinados en el 2016 y lo que va del 2017.
Exigieron alto a la impunidad, castigo para los responsables, que cesen los actos de persecución y criminalización en contra de las personas defensoras de derechos humanos en los países latinoamericanos por manifestarse en defensa de su cultura y territorio.

Este es el texto íntegro del comunicado distribuido:

Solidaridad con las luchas por la tierra y la autodeterminación en Latinoamérica
El 3 de marzo recordamos a la defensora de los Derechos Humanos Berta Cáceres, que fue asesinada hace un año en Honduras. Algunxs de nosotros la conocimos, a muchos ella nos inspiró su valor, su análisis claro, su persistencia en un mundo más justo. Berta no murió – se multiplicó“.

No sólo queremos conmemorar a Berta, sino a todxs – demasiadxs – que igualmente fueron asesinadxs en su lucha por el respeto a los Derechos Humanos, a un ambiente sano y contra la expulsión y el despojo de sus territorios en toda Latinoamérica. Según la organización Frontline Defenders murieron de una manera violenta 217 defensorxs de Derechos Humanos en el año 2016: 85 en Colombia, 58 en Brasil, 33 en Honduras, 26 en Mexico, 12 en Guatemala y varios más en El Salvador, Perú y Venezuela. Los casos de asesinato contra defensorxs en lo que llevamos del actual año es alarmante, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contabiliza 14 casos hasta principios de febrero de 2017.

Se lleva a cabo una guerra contra las poblaciones más vulnerables, una guerra en la cual sólo aparecen las víctimas mientras los autores, encubiertos por gobiernos, militares y élites económicas, no se investigan y siguen en la impunidad.

Demandamos en el caso del asesinato de Berta Cáceres igual que en cada uno de los casos una profunda investigación y aclaración, con una consiguiente penalización de los autores tanto materiales como intelectuales.La falta de justicia e impunidad predominante contribuye a que los asesinatos de defensorxs de Derechos Humanos sigan.

Las más afectadas son las personas que luchan por derechos territoriales, derechos indígenas y por el medio ambiente. En muchos casos se trata de conservar las bases de la vida de comunidades indígenas y campesinas como agua limpia o terrenos para cultivar alimentos. Sin embargo la lucha por los bienes naturales se ha agravado y es una lucha desigual. La privatización de territorios, las concesiones para la minería o los proyectos de energía hídroeléctrica son causas que provocan el desalojo de aquellos que viven de sus tierras desde hace siglos en toda América Latina.

                 

         
Demandamos en el caso del asesinato de Berta Cáceres igual que en cada uno de los casos una profunda investigación y aclaración, señalan organizaciones solidarias con América Latina en Alemania.

Detrás de estas sangrientas luchas por los territorios están empresas e instituciones financieras transnacionales. Los préstamos para proyectos en cuyos nombres se desaloja a las poblaciones vienen de Bancos de desarrollo como la Corporación Financiera del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Integración Económica BCIE, el banco de desarrollo Holandés, FMO, el Banco Europeo de Inversiones BEI y otros bancos. Empresas Europeas están involucrados en la construcción de represas en territorios indígenas, como Siemens, Voith Hydro, Alstom, Iberdrola, ABB, Areva y otros; empresas mineras internacionales como BHP Billiton o Glencore son responsables directas de envenenar el medio ambiente y empresas de energía alemanas importan carbón de explotaciones mineras vinculadas a numerosas violaciones de Derechos humanos.
Exigimos:

Que cesen los actos de persecución y criminalización en contra de lxs defensores y defensoras de derechos humanos en los paises latinoamericanos por manifestarse en defensa de su cultura y territorio.
Basta de impunidad, esclarecimiento y justicia por lxs asesinatos de defensorxs y luchadorxs sociales en Latinoamérica.

Que los Estados cumplan con los acuerdos de derecho internacional como proteger el derecho a la consulta previa libre e informada de las comunidades indigenas.
A un año de su siembra Berta Vive y el COPINH sigue!
Solidaridad internacional desde Alemania!!
3 de Marzo 2017

Kolumbienkampagne Berlin
Honduras-Delegation (Alemania)
Unidos por la paz Alemania(Colombia)
Ökumenisches Büro für Frieden und Gerechtigkeit
Cadena de Derechos Humanos Honduras CADEHO

                                                                



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada