Buscar este blog

Cargando...

viernes, 10 de febrero de 2017

Según la MACCIH ley de colaboración Eficaz “pondrá a prueba si el gobierno tiene real voluntad política para combatir la corrupción”

Fuentes de entero crédito confiaron a Criterio.hn que el poder ejecutivo tiene esta ley desde semanas atrás y no la ha enviado al Congreso Nacional para su revisión y aprobación
Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn
Febrero 10.2017 / Tegucigalpa.- En su trabajo de lucha contra la corrupción y la impunidad la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), presentará ante el Ministerio Público la Ley de Colaboración Eficaz como instrumento que permitirá acelerar el descubrimiento de las redes de corrupción y sus futuras condenas.  

Nuestra directora dialoga con el vocero de la MACCIH, Juan Jiménez
 Mayor
En una reunión con directores de medios de comunicación, el vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, dio a conocer los detalles principales de esta ley que se espera venga a acelerar el trabajo de la misión y el Ministerio Público en el combate a la corrupción en Honduras.
El objetivo de la Ley es regular los beneficios de colaboración eficaz por las personas relacionadas con la comisión de delitos perpetrados por una pluralidad de personas u organizaciones criminales, siempre que en su realización se hayan utilizado recursos públicos o hayan intervenido funcionarios o servidores públicos o cualquier persona con el conocimiento o aquiescencia de estos.

Fuentes de entero crédito de casa presidencial  confiaron a Criterio.hn que el poder ejecutivo tiene esta ley desde semanas atrás y no la ha enviado al Congreso Nacional para su revisión y aprobación también tiene el proyecto de reformas a la ley de secretividad que el Comité por la Libre Expresión (C.Libre) ha pedido su derogación porque es inconstitucional.

¿Qué es la ley de colaboración eficaz?
 La Ley de colaboración eficaz es un instrumento del llamado ‘derecho penal premiar que permite la posibilidad de que un procesado por determinados delitos pueda obtener un beneficio, que va desde una pena atenuada hasta la remisión total de la pena,  a cambio de la entrega de información relevante, oportuna y verificable, que conduzca a mejorar la eficacia de la persecución penal, sobre todo, de organizaciones criminales

¿Qué debe hacer el acogido a la colaboración eficaz para poder obtener un beneficio?
El Colaborador debe entregar información voluntariamente y debe admitir los hechos que se le imputen (todos o parte: en caso que sea una parte, lOs cargos que no admita seguirán siendo materia de investigación o proceso penal) y debe devolver los instrumentos del delito o garantizar su reintegro. Deberá además comprometerse a no cometer un nuevo delito doloso y a no divulgar la información que ha entregado en el acuerdo de colaboración. ¿Qué resultados debe permitir la entrega de información por parte del colaborador eficaz?

La información del colaborador deberá tender a evitar la continuidad, consumación o grave impacto de delitos, a conocer las circunstancias de la comisión de esos delitos o el plan delictivo, a identificar a sus responsables, o a los Jefes o cabecillas de una organización criminal, a desmontar una organización o a menguar sus acciones, a averiguar el destino de los bienes y sus fuentes de financiamiento y a la entrega de esos bienes relacionados con la actividad ilícita. En resumen, la información debe dirigirse al desmontaje de organizaciones dedicadas al delito.

¿Por qué es importante el mecanismo de la colaboración eficaz en la lucha contra la corrupción?
La corrupción se esmera en no dejar huellas. Los corruptos suelen ser muy cuidadosos y desplegar sus actividades en espacios cerrados y no dejar documentos ni evidencia alguna. Con algunas excepciones, esa ha sido la práctica de la mayoría de organizaciones criminales que han operado en los países de nuestra región. Por eso decimos que la corrupción (y en general los delitos atribuidos a los miembros de organizaciones delictivas) son de “escenario cerrado’ Frente a ello es urgente plantear mecanismos que tiendan a hacer evidente aquella información que se ha mantenida oculta y sólo saben los miembros de una organización o alguien que ha tenido contacto con ellos y sus actividades ilegales. 

Por esa razón, no existe posibilidad de luchar eficientemente contra estas estructuras criminales si no los combatimos ‘desde adentro” 

Esto tiene un doble efecto de un lado averiguar datos que solo se conocen dentro la organización criminal y de otro golpear la moral de esa organización

¿Cómo se asegura a estas personas?
El colaborador eficaz que entrega información sensible respecto a organizaciones dedicadas al crimen se pone inmediatamente en riesgo y debe ser protegido. La norma prevé un régimen de medidas de protección aplicables a él y sus familiares.

¿Qué experiencias comparadas existen y cuáles han sido los resultados?
Si bien este instrumento tiene su antecedente más antiguo en Estados Unidos con los modelos de justicia negociada como el Plan Bergaining o el Plan Negotiation, es importante recordar que la Convención de Palermo del 12 de diciembre de 2002 tiene como objetivo que los países impulsen medidas legislativas que contribuyan al combate, desarticulación, juzgamientos y erradicación de los grupos de la delincuencia organizada. A raíz de ella distintos países tomaron la decisión de incorporar el mecanismo en sus legislaciones.

El Perú ya lo había hecho para combatir (la ley se aprobó el 2001) la megacorrupción que asaltó el Estado de ese país durante la década del 90. Los resultados de la aplicación de esa ley no se hicieron esperar: cientos de procesados de la organización criminal de Fujimori y Montesinos investigados procesados, condenados y presos por delitos de corrupción (el Presidente, congresistas, ministros, altas autoridades judiciales, militares, empresarios. etc.), gracias a la delación de determinados sujetos que entregaron información acogidos al mecanismo. En Guatemala por ejemplo, la ley se aprobó en el 2006 (en al marco de la legislación sobre criminalidad organizada) y después de una etapa de desconocimiento de sus efectos en la actualidad con ella las autoridades han logrado desarticular varias bandas de 10 a 15 integrantes, quienes ahora están en prisión por diferentes delitos.

“Hay varios casos donde se ha logrado identificar y procesar policías, comisarios, elementos del ejército y altos funcionarios’ señaló Delia Dávila, abogada de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Otro caso interesante (y muy actual) es el brasileño. La figura se llama en la legislación de ese pais “delación premiada” y ha conducido al descubrimiento de una mega organización criminal que se introdujo en varios países de la región para ganar licitaciones a través de coimas. El mecanismo al que se ha acogido una cantidad importante de personas ha permitido, además, conocer las modalidades empleadas para la comisión de los delitos y tender a la desarticulación de las organizaciones criminales.

Conclusión:
Hasta hoy, el mecanismo que han utilizado los sistemas de lucha contra el crimen organizado (en especial el dedicado a los delitos de corrupción) es el de la colaboración eficaz, delación premiada o delación compensada como se le conoce en Chile. Los delitos de escenario cerrado son de muy difícil combate y, con la sofisticación de las modalidades de crimen, la globalización o el uso de mecanismos informáticos, serán imposibles de castigar si es que no se cuenta con una herramienta que tienda a la desarticulación de las estructuras criminales. Sin colaboración eficaz, esta tarea es imposible.

http://criterio.hn/2017/02/10/segun-la-maccih-ley-colaboracion-eficaz-pondra-prueba-gobierno-real-voluntad-politica-combatir-la-corrupcion/


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada