Buscar este blog

Cargando...

viernes, 7 de abril de 2017

Honduras: Artículo 335-b lleva el objetivo de censurar a personas que promueven el arte al igual que en la década de los 80

Jueves, 06 Abril 2017 21:04 Written by   
pasosdeanimalgrande.com/
Las reformas al Código Penal aprobadas por el parlamento hondureño podrían implicar la censura hacia las personas promotoras del arte, especialmente a través del artículo 335.b, “en el pasado se ha hecho, nos reprimieron, mataron artistas como Moisés Landa verde”, denunció el periodista y dramaturgo Isidro García España.

                                                         
 Anarella Vélez: "La cultura no puede expresarse donde se coarta la libertad de expresión". 
Isidro García España: "El artículo 335.b implica censura para personas que promueven el arte"Asimismo la historiadora, catedrática y feminista, Anarella Vélez,  señaló que la cultura no puede expresarse en un ambiente donde se coarta la libertad de expresión porque todos los tipos de arte tienen que ver con este derecho que se manifiesta en el arte, la literatura, la poesía, la danza y el arte popular a través de los grafitis. Pero para ella en el país “no hay libertad de expresión ni para la creación cultural”.
A través de la historia del país la cultura como libertad de expresión ha sido reprimida, “yo mismo en los 80 fui secuestrado y torturado, en Honduras se violenta este derecho desde el momento que no hay presupuesto para promoverla” , afirmó García España.
El entrevistado se inició en el teatro profesional en 1960. Perteneció al Teatro Universitario de Honduras. Fue director de la sección de Arte Dramático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras,UNAH, y director del Teatro Universitario; recientemente se le confirió el Cyberpremio Carlos Méndez, que lo coloca al lado de personalidades como Gabriel García Márquez, el Papa Juan Pablo II, entre otros.
En Periodismo ha obtenido dos veces el Premio UNICEF de la Comunicación Social y el Premio Nacional de periodismo 'Alejandro Castro', de la Asociación de Prensa Hondureña (APH). Ejerce el periodismo desde el suplemento quincenal Tin Marín, editado en  Diario La Tribuna de Honduras. Entre sus obras escritas están La Alondra Negra (Novela), Ensayos de dramaturgia y la obra didáctica Abonando la Semilla.
Por la incultura de la que gozan los gobernantes del país, en primer lugar no tienen esa conciencia del arte, en segundo no se dan cuenta que el desarrollo es parte de la cultura del país y en tercer lugar “les interesa mantener en la ignorancia al pueblo, por eso le dan más prioridad al deporte porque la gente no piensa, no les importa apuntalar a una expresión que genera conciencia y pensamiento”, dijo el artista.
El temor a que la sociedad hondureña se eduque es latente en la mente de las élites del país. Si hablamos de la cultura que es manifiesta en las protestas que como tales ya son una manera de libertad de expresión, “para empezar no debe ser reprimida”, comentó.
Adujo que en el país siempre existió la represión a la cultura, en la época de la Doctrina de Seguridad Nacional, “nos pedían los libretos para leerlos y dar permiso para que se realizaran las obras de teatro”.
Una de las maneras en que limitan el acceso de la cultura a la población son los precios que tienen que pagar para poder disfrutar de un acto de arte y el peligro que corren los y las artistas desde siempre, “no en peligro de extinción porque el arte no muere, al contrario se fortalece”.
Desde el golpe de Estado se ha venido implementando la “cultura de las armas”, además de alinear a la sociedad hondureña con alternativas como “el Honduras Canta”, cosas tan ambiguas para frenar el arte profesional y reprimir la cultura en todas sus manifestaciones”, concluyó García España.

Cultura de las armas
Anarella Vélez,   ha sido  docente universitaria en las cátedras de Historia de Honduras, Historia del Movimiento obrero de Honduras; Historia del Arte; Teoría de la Historia, Estudios de la Mujer y Métodos de Investigación histórica.
Ha sido miembra fundadora del Instituto de las Ciencias del Hombre “Rafael Heliodoro Valle”; Directora Académica del CEDAC;  Coordinadora de la Carrera de Historia; Coordinadora del Centro de Documentación de la Carrera de Historia;  actualmente se desempeña como Co-Directora de Paradiso, Librería-Café-Galería y como docente en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
Integra la Asociación Nacional de Escritoras de Honduras, ANDEH; es miembra del  Comité por la Libre Expresión C-Libre; del Sindicato de Trabajadores de la UNAH. También  de la Asociación de Docentes de la UNAH; del Centro de Investigación para la Prevención de la Violencia, CIPREVI; es parte de la organización Feministas en Resistencia, FER y del Centro de Estudios de la Mujer-Honduras, CEM-H.
Seún Vélez la limitación  a la libertad de expresión se evidencia de diferentes maneras, como la persecución contra los grafiteros, los poetas y narradores.
“En el instante que impiden que haya espacios abiertos que puedan ser usados para algún acto artístico, por ejemplo se ha impedido que se realicen conciertos de Rock”, enlistó.
Otra de las maneras en que evitan que las personas puedan gozar plenamente de este derecho es cuando no existen políticas culturales que permitan la libertad de la creación de artes y que en el presupuesto no hay un renglón para la compra de libros, construcción de teatros o lugares donde se pueda expresar.
Por ende adujo que a los tomadores de decisiones no les interesa nada que tenga que ver con  la agenda mundial y prefieren la seguridad de los Estados Unidos que la libertad de los pueblos, “este país es muy dócil a los intereses extranjeros y menos a los nacionales”, aseguró la académica.
Un punto importante es que en algún momento puede la cultura popular ser catalogada como “apología al terrorismo”, en contraste a la cultura que en la que impone este gobierno que implícitamente promueve el “terrorismo”, cuando invierte más en armas , incluye temas que aparentemente tienen que ver con la seguridad pero en el fondo esto no es cierto, describió.

Denunció que  el Estado de Honduras está haciendo apología de otro tipo de terrorismo, ya que el significado se define cuando un grupo prevalece  a través de la imposición del miedo.
Aseguró que las culturas populares son fundamentales para forjar la identidad, si nosotros no queremos desaparecer como nación, tenemos que promover nuestra cultura, “ellos buscan aplicar las reformas al Código Penal para impedir las manifestaciones de libertad de las artes, sería un error grave lo quieren hacer porque tienen mucho miedo de la soberanía del pueblo si éste ejerce su derecho a la libertad del arte”.

Ola de asesinatos
Honduras ha registrado una ola de asesinatos contra cantantes de diferentes géneros en el país, como el de Robert Steven PérezRodríguez de 21 años de edad mejor conocido en el mundo artístico como “El Pery”, la víctima fue interceptada a inmediaciones del boulevard Suyapa de la capital, este hecho sucedió el 21 de junio del 2010.
Enrique Carranza alias “Rasta King”, también paso a ser una estadística más de muertes violentas en el país, el joven caminaba el sábado  el 10 de agosto del 2013 por la noche, a inmediaciones de la entrada principal de la colonia El Roble.
En noviembre de 2013, en el Progreso, Yoro,  fue asesinado a balazos en su casa de habitación el músico urbano Cristian Moisés Pinseau alias “Mr. Chris”.
Se sumó el asesinato del locutor y cantante Marlon Martínez, conocido como “El Socio”, animador de la Radio Top Music,  en la ciudad de San Pedro Sula. A él lo mataron un viernes en un negocio junto a cuatro personas más, el 06 de febrero del 2016.
Mientas que el jueves 27 de mayo del 2016 asesinaron al cantante de regueton Christopher Pérez, que  en el mundo artístico lo conocían como “Da Play”.
Y el lunes siguiente 31 de mayo la violencia acabó con la vida de Javier Velásquez,  sus fans lo llamaban “J Prince alias La Pesadilla”. Publicación de un medio de comunicación.

El derecho
Reconociendo la necesidad de proteger efectivamente la libertad de expresión en las Américas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en respaldo a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, adoptó la Declaración de Principios de libertad de expresión, señalando que este derecho  en todas sus formas y manifestaciones, es fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.
Sobre “Libertad de Expresión y Desalojo de Espacios Culturales”, escrito de Eugenia Grotz, quien señaló que “en nuestra sociedad actual se nos habla constantemente de libertad, siendo éste un valor ampliamente difundido y recalcado.
Uno lo escucha en todas partes, aun cuando no se utilice la palabra libertad en el mensaje existe una Constitución que nos respalda, así como la Declaración de Derechos Humanos que nos protege.

Pero no siempre esta idea de libertad se ve acompañada por la acción, dado que entre otras cosas hay muchas libertades que se ven sesgadas a diario. “Sin ir más lejos, la libertad debe ser es un derecho fundamental pero que se ve bastante restringido en ámbitos en los cuales no se posee siquiera alimentación básica, a pesar de esto uno sabe de alguna u otra forma que la libertad es un derecho, que todos somos libres y  desde esa libertad o de su ausencia construimos cultura.
Según el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada y proclamada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), es una de las dos entidades del sistema interamericano de protección y promoción de los derechos humanos en las Américas.
Existe asimismo el  Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que afirma en el artículo 19 de que “Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/amenazas-a-la-libertad-de-expresion/item/1711-articulo-335-b-lleva-el-objetivo-de-censurar-a-personas-que-promueven-el-arte-al-igual-que-en-la-decada-de-los-80

No hay comentarios :

Publicar un comentario