Buscar este blog

Cargando...

lunes, 23 de enero de 2017

Honduras: Portada y Editorial EL LIBERTADOR impreso Enero 2017 / Alianza Opositora

Aún acontecerán hechos terribles en la amenaza más dura del final de la noche. No importa. Si vacilamos podemos entrar en un mundo paralelo de tinieblas. No hay pueblo que resista cuatro años más, después de diez. La impresión que prevalece es inequívoca. Se cumple un ciclo y comienza otro.

Editorial 

Alianza Opositora

La crisis de 2009 abrió espacios para el surgimiento de nuevas instituciones cívico políticas en este mundo primitivo que es la política hondureña. Un par de líderes carismáticos lograron después formar partidos nuevos de masa, conformar contingentes de seguidores dispuestos a entregar el voto y a defender el mensaje. 
Con bases sociales más o menos amplias y diversas. Lograron despertar ciudadanías nuevas. Y llevan un mérito en ello nos guste o no. Pero su esfuerzo se agotaba en esos entornos personales, que había que superar. En la ambición que estorbaba.

Ahora se requería que los partidos nuevos y las fracciones renovadoras de los tradicionales se convencieran de la necesidad de converger en torno a propósitos comunes, pocos indispensables para que cualquiera de ellos continuara su proceso de maduración. En los próximos años quizás solo juntos puedan esos partidos gobernar para satisfacción de las mayorías, asegurar la democracia y la pluralidad, la refundación y la buena administración. Cumplir con la obligación de proporcionar los servicios básicos universales y gratuitos de calidad y las oportunidades para todos. De inmediato, ciertamente sólo juntos pueden asegurarnos contra el fraude y el continuismo. Fácil escoger. El otro es el modelo que se ufana en la propaganda de Hernández, militarización con endeudamiento, alineación de recursos naturales al capital internacional y de lo público a la mafia de la clientela, corporativismo y precarización del trabajo, criminalización de la manifestación ciudadana, desaparición del régimen de derecho y garantías antiguas.- La alianza de los principales partidos de oposición es el paso más importante que se ha dado en la política desde aquel surgimiento de partidos nuevos ante la convocatoria a elecciones de 2011. 

No va a durar para siempre la dictadura y no precisa que dure más la alianza. La que recién aprobó la Asamblea de LIBRE, la gran mayoría. Los liberales anti golpistas y los Libres, los Pacs y los Pinus, los nacionalistas legalistas y los discretos camaradas. No puede incluir a todo el mundo, aunque comparta un común denominador. Porque requiere algo más. Se necesita confianza recíproca, la concesión mutua de los fines principales. Hay aspectos que por ahora apenas se diferencian entre las partes de la unidad opositora, y otros que no se juntan nunca. El vino y el aceite. Y aun otros que no deben de juntarse aunque puedan, porque sólo sale ganando una de las partes. Y porque hay gente en cuya compañía sólo se corre más riesgo. ¡Ahora todo el mundo quiere ser parte del show! Sólo se acepta golpistas que se confiesen y hagan acto de contrición. Sin parpadear.

Aunque se van a rebelar sinceros los empresarios que sufrieron un retroceso notable en carne propia y a los que selectivamente se sigue persiguiendo y presume culpables de perder o de ganar, según convenga. Tienen una razón práctica para apoyar. Para prosperar se precisa de estabilidad, de orden tranquilo y seguro. Nadie está obligado a obedecer la autoridad usurpada, reza la Constitución. Y no habrá paz ni orden hasta que no haya justicia y libertad. Y ellos entienden que ningún poder de fuego alcanzará para construir la paz que sólo se puede fundamentar en la solución del problema estructural social.

Aún acontecerán hechos terribles en la amenaza más dura del final de la noche. No importa. Si vacilamos podemos entrar en un mundo paralelo de tinieblas. No hay pueblo que resista cuatro años más, después de diez. La impresión que prevalece es inequívoca. Se cumple un ciclo y comienza otro.  

http://www.web.ellibertador.hn/index.php/avance/2027-portada-y-editorial-el-libertador-version-impresa-enero-2017-alianza-opositora

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada