Buscar este blog

Cargando...

martes, 3 de enero de 2017

Honduras: Asesinato de un menor desencadenó quema de patrulla de la Policía Militar

La Tribuna.hn/  3 Ene, 2017 - 6:00 am
SANTA MARÍA DEL REAL, Olancho. Una patrulla de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), fue incendiada por enardecidos pobladores de Santa María del Real, Olancho, luego que un agente de esa institución armada le quitó la vida a uno de los oriundos de ese municipio por razones aún no esclarecidas.
La quema de la unidad habría tenido su origen en la presunta participación de un militar en la muerte de Edgardo José Moreno Rodríguez (17), a manos del elemento militar Arlen Díaz, hecho que indigno a familiares y amigos de la víctima.

Según relato de testigos, todo comenzó cuando una patrulla de la Policía Militar acudió el 1 de enero en la noche a atender una denuncia donde supuestamente se encontraba una persona muerta.

Cuando cubrían esa presunta muerte, supuestamente se dio el hecho en que un Policía Militar le arrancó la vida al joven que recientemente se había graduado de secundaria.

En ese orden de cosas el incendio del automóvil militar ocurrió ayer a eso de las 2:00 de la tarde frente a la municipalidad de esa jurisdicción, después que llegaran varios pobladores a acusar al uniformado  de ultimar al adolecente.

Los manifestantes, tras varios insultos y exigencias de que los militares asignados a ese sector se fueran de la comunidad, procedieron a destruir y meterle fuego a la patrulla número 6311.
                         

Edgardo José Moreno Rodríguez (17), murió a manos del elemento militar Arlen Díaz.
El automotor fue incendiado en su totalidad y en la reyerta poblacional otra patrulla también sufrió daños considerables, puesto que los manifestantes le lanzaron piedras de todo tamaño.
Mientras tanto, los uniformados prefirieron abandonar las patrullas para evitar confrontaciones con los agresores.
“EL JOVEN SE CORRIÓ”
Ante la quema de la patrulla y la reyerta en Santa María del Real, el portavoz de la Policía Militar, Mario Rivera, desmintió a los pobladores de esa zona nororiental del país, diciendo que la persona antes de morir se les “corrió” a los militares y por eso uno de los policías le disparó.

Rivera especificó que “cuando una patrulla de la Policía Militar fue alertada que en determinado sector de ese municipio había una persona muerta, varios efectivos se presentaron a recabar más información”.
Al llegar al lugar los uniformados “observaron que había dos jóvenes que estaban ahí y se les hizo un llamado para registrarlos, pero desafortunadamente ellos corrieron, por lo que un policía militar hizo un disparo, causándole la muerte a uno de ellos”.

Agrego que “aquí lo importante es que ese policía militar que hizo ese disparo ya está en poder de la autoridad competente y será la autoridad que dictaminará qué pasó en ese hecho”.
                                             

En la reyerta de los pobladores resultó una patrulla quemada y otra destruida a pedradas.

“Nosotros no ocultamos a nadie, no protegemos a nadie y si un policía militar comete un acto ilegal somos los primeros en presentarlo y ponerlo bajo la orden de la autoridad competente”, agregó.
Rivera resaltó la detención del militar implicado en ese hecho, aunque no han presentado al imputado del homicidio como en otras veces cuando el arrestado es un civil.

“NO MÁS POLICÍA MILITAR”
Por su parte, los pobladores del municipio de Santa María del Real y familiares del muchacho sin vida, exigieron justicia y que los agentes militares asignados a ese sector salieran para evitar más enfrentamientos u otro tipo de tragedia, como la del joven muerto.

“No queremos ver más a la Policía Militar en este municipio, mejor que nos manden a la Policía Preventiva, porque creo que son más educados ya que los militares han cometido varios abusos con la gente del pueblo”, denunció uno de los pobladores.

Otro denunciante, que prefirió no dar su nombre, dijo que para el caso, él fue objeto de una ilegal detención el 1 de enero al meterse a defender a un amigo que era brutalmente golpeado por policías militares.
“Casualmente ayer yo iba y vi como esos policías militares estaban golpeando a un joven, me metí y les dije que no lo golpearan así, me ofrecieron ponerme las chachas, y yo les dije que me las pusieran pero que no golpearan al muchacho”.

Luego vinieron a “enchacharme y nos golpearon a los dos, llevándonos con otras personas detenidas y de puro gusto”, aseguró.
                                

Los disturbios en el municipio de Olancho sucedieron porque un policía militar le quitó la vida a uno de 
los residentes.

En este sentido, el alcalde de Santa María del Real, Julio Gómez, expresó que tras la quema de la unidad y la muerte del muchacho, “estamos sumamente preocupados ante los acontecimientos, y no queremos una situación de conflicto porque anteriormente en nuestro municipio se ha derramado mucha sangre”.
“Queremos volver a esa paz y tranquilidad que hemos soñado, como lo quiere todo el pueblo hondureño”.

Durante el 24 de diciembre y el fin de año no hubo acontecimientos que lamentar y precisamente, anoche y hoy (ayer) por la mañana vienen a suceder estos hechos en nuestro pueblo”, comentó.

Los pobladores finalizaron diciendo que el pasado 27 de octubre se dio un hecho similar al morir Kevin Armando Santos Duarte (19), atacado por otro Policía Militar en el mismo municipio, cuando intentó huir de una posta policial donde era retenido por escándalo, afortunadamente solo recibió un disparo en la pierna.

http://www.latribuna.hn/2017/01/03/quema-patrulla-fue-presunto-asesinato-joven-manos-policia-militar/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada