Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Honduras: La violencia contra la mujer tiene muchas formas y no es exclusiva de Honduras

Diciembre 6,2016
Por: Carlos Zelaya Herrera
La violencia contra las mujeres es un mal que se expande y pese a lo estremecedor que resulta parece no tener fin, límites y mucho menos fronteras y continentes que la restrinjan.
En Honduras solo en lo que va de este año más de 300 mujeres y niñas han sido secuestradas, violadas, mutiladas y asesinadas por desconocidos, parientes, tutores y presuntos amigos.


Tenemos un país con centenares de familias rotas, laceradas y sufrientes y ante nosotros, la generalidad de la sociedad, un circo despiadado de impunidad en donde quienes con indiferencia reclaman el “derecho constitucional” de seguir matándonos con toda impunidad.
La jueza de la corte penal internacional, Elizabeth Odio Benito, clasificó los crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia y su voto particular, en el caso Lubanga, destaca el hecho diferencial de la violencia ejercida sobre las niñas soldados por el hecho de ser niñas. 
Esta togada, con crudo acierto, atribuyó al patriarcado la justificación de todos los crímenes que se comenten en la guerra.
Desde el 2012 al 2014 Honduras registró cuatro mil 217 crímenes contra mujeres; solo en 2016 más de 300 féminas fueron asesinadas de forma cruel y despiadada,  crímenes recientes contra mujeres comunes y corrientes o los cometidos contra luchadoras sociales, escolares, universitarias y profesionales en cualquier campo del conocimiento, cobran dolorosa presencia.
Como el de Berta Cáceres, el de la campesina Margarita Murillo o el de Sarena Alejandra Espinal Garay, de 29 años de edad, egresada de la Escuela Latinoamericana de Medicina, Elam, muerta con el conductor de un bus víctima de extorsión en el norte del país.
Hace dos días en Choluteca, una mujer perdió su ojo derecho tras discutir y ser agredida por su esposo. La víctima, Lilian Isamara Hernández, pidió a las mujeres y en especial a las hondureñas no quedarse calladas ante la violencia que sufren.
La saña y crueldad aparecen como flores del mal como cuando colgado de un árbol apareció el cráneo de una joven de 20 años, cuyo cuerpo semidesnudo  fuese recuperó en la colonia Rivera Hernández de San Pedro Sula.
Los casos suman y siguen, un juzgado de esa ciudad ordenó detener a dos sujetos  que violaban a niñas de 12 años de edad, entre estos a Belarmino Gómez, de 67 años, que embarazó a una de ellas. Ese juzgado mandó a prisión a un tipo que bajo amenazas violaba a su hija de 12 años, cuando su madre y hermanos dormían.
En el sur del país la policía capturó a un proxeneta que explotaba a 10 mujeres que eran prostituidas. Cifras de la dirección de prevención de la secretaria de educación indican que unos 200 mil jóvenes, la mayor parte mujeres, son víctimas de violencia en centros escolares a nivel nacional.
Fuera de nuestras fronteras también persiste esta terrible realidad; en mayo en Chile, un hombre celoso le sacó los ojos, los dientes y provocó fracturas en el cráneo  a su pareja, una joven de 28 años y madre de cuatro hijos. El lunes anterior en Bogotá, Colombia, Yuliana Andrea Samboni, de 7 años, fue violada y asesinada por un arquitecto dueño del área residencial donde vivía.
Desde 2008 más de mil 808 mujeres fueron asesinadas por violencia de género en argentina, donde cada 30 horas una de ellas muere víctima de la violencia.
En estados unidos cada 9 segundos una mujer es golpeada; más de 38 millones de han experimentado violencia física alguna vez en sus vidas, en particular jóvenes de 18 a 25 años y afroamericanas, en un 35% más que las blancas, según la coalición nacional contra la violencia doméstica.
Los hechos se repiten en México, Guatemala, El Salvador, Brasil, Arabia Saudita, la antigua Yugoslavia, Nigeria y Somalía, entre otros países y continentes. 
http://criterio.hn/2016/12/06/la-violencia-la-mujer-muchas-formas-no-exclusiva-honduras/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada