Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Honduras: Acciones paramilitares: Vehículo sin placas y vidrios polarizados intenta atropellar a Dayanara Castillo

pasosdeanimalgrande.com/ Written by 

 Las acciones represivas contra Dayanara Castillo, estudiante de la UNAH y  miembra LGTBI, subieron de nivel este 01 de noviembre,  un vehículo sin placas y vidrios polarizados intentó atropellarla cuando se desplazaba en una de las calles de la capital en una motocicleta junto a un amigo, a eso de las nueve de la mañana.
Castillo ha sido  muy activa en el movimiento estudiantil en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, ella es además una mujer lesbiana perteneciente a la comunidad LGTBI, y  ha sido fuertemente perseguida desde el año 2014.

Primero fue expulsada de la UNAH, después sufrió diferentes formas de hostigamiento, detención ilegal y tortura en una celda policial después de ser secuestrada por la policía a inmediaciones de su casa en agosto de 2015 que la llevó a salir del país.
 En junio de 2016 cuando no se encontraba en Honduras, las autoridades universitarias solicitaron requerimiento fiscal y orden de captura contra ella y cinco estudiantes más, acusándoles de usurpación contra UNAH.


El 11 de agosto llegó al país para responder por este proceso ilegal incoado en su contra y recibió un sobreseimiento definitivo hasta el 22 de octubre pasado.
Se suma a lo anterior que su cuenta de estudiante está bloqueada negándole con ello su derecho a la educación.

Carros extraños rondan a su familia y llamadas amenazantes son casi el diario vivir . “quien se va, no regresa sin pagar cuentas”, le dijeron en una llamada el 22 de agosto pasado. Esa llamada se ha juntado a muchas otras más. Una guerra sicológica sin cuartel está concatenada con un escenario paramilitar, muy común en Honduras, uno de los países más peligrosos para defender los derechos humanos.

Desde que ingresó al país inició una persecución imparable
Dayanara llegó por la vía terrestre a Honduras el 11 de agosto de este año. Casi un mes antes recibió una llamada telefónica que le advertía que si regresaba al país lo iba a pagar muy caro.
En efecto, desde que puso un pie en fuera del bus que la trajo a la capital, las acciones se activaron. Una llamada telefónica fue la bienvenida, al contestar solamente escuchó un jadeo.

Después hombres desconocidos rondaron el hotel donde se hospedó esa noche, el asedio inició y sigue desde ese día y no ha podido abrazar en paz a su familia porque cada día es un reto para mantenerse con vida. La vigilancia es constante, los seguimientos no paran y en las últimas semanas vehículos, motos y hombres desconocidos esperan a su presa para ver si se descuida.

Le lanzan vehículo para aparentar un accidente
No podría haber contado la historia si su amigo que la llevaba en la motocicleta no hubiera estado presto a esquivar la muerte, giró bruscamente cuando un vehículo doble cabina sin placas y vidrios polarizados fue lanzado con la intención de atropellarlos y simular un accidente.

Se trata de un modus operandi de grupos paramilitares, mismos que han terminado con la vida de decenas de defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras. El Estado por su parte se lava las manos y acaricia la impunidad que ronda en más del 96 por ciento.

En mayo de 2015 fue publicada la Ley de Protección a defensores y defensoras de derechos humanos, periodistas y comunicadores sociales y operadores de justicia, ésta cuenta con un mecanismo de protección que debe activarse de inmediato cuando alguno de estos sectores está en peligro.

Jefe de Seguridad de la UNAH la persigue por cualquier lado
En el año 2014 Roger Aguilar, Jefe de Seguridad y Asesor en esa materia de la rectora Julieta Castellanos la lanzó de unas gradas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, estaba furioso porque Castillo mencionó que grupos de derechos humanos lo vinculaban con escuadrones de la muerte en la década de los 80.

Desde ese entonces cada vez que la encuentra a su paso una nueva acción es puesta en escena. La última sucedió el pasado 17 de octubre  de este año. Eran  alrededor de las 3 y 30 de la tarde cuando ella se encontraba en la Plaza Eduardo Becerra Lanza,  en compañía de dos personas más. Allí llegó Roger Aguilar, “me tomó  fotografías a mí y a los demás compañeros del Movimiento Estudiantil Universitario, MEU”. Para qué quería Aguilar esas fotos si hay centenares en las redes sociales.
Lo cierto es que se necesita acciones contundentes para detener a los perpetradores para  que detengan este macabro plan.
Links de interés sobre el caso:
https://goo.gl/F5ZBfI
https://goo.gl/qgnaaG
http://www.latribuna.hn/2014/12/22/unah-expulsa-estudiantes-por-realizar-protestas/ 

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/denuncias/item/1547-acciones-paramilitares-vehiculo-sin-placas-y-vidrios-polarizados-intenta-atropellar-a-dayanara-castillo
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada