Buscar este blog

Cargando...

sábado, 29 de octubre de 2016

Honduras: Empresarios presionan a través de medios de comunicación en el Atlántico para que garífunas que acepten hidroeléctricas

28 Octubre 2016 19:21 Written by 
Medios de comunicación de La Ceiba, en el Atlántico de Honduras están exacerbando el racismo al señalar a los Garifunas de Sambo Creek como opositores al desarrollo y un impedimento para que el agua del Río Cuyamel alimente a la Ceiba, con el objetivo de que las comunidades acepten la construcción de represas hidroeléctricas en las cuencas de los ríos Sambo Creek y Cuyamel, denunció la Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH.

OFRANEH criticó que los empresarios interesados en construir las represas nunca han consultado a la comunidad, y mucho menos considerado las posibles consecuencias que traerían las represa para el delta del Cuyamel y la playa de Sambo, asimismo se violenta el derecho a la consulta, con mayor énfasis desde el golpe de Estado de junio de 2009.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, CorteIDH, notificó el 18 de diciembre de 2015 una sentencia al  Estado hondureño por violar el derecho a la propiedad colectiva de las comunidades Garífunas de  Triunfo de la Cruz y Punta Piedra. En un comunicado público este organismo interamericano de justicia señaló que  el Estado de Honduras no efectuó un proceso adecuado y efectivo que garantizara el derecho a la consulta de las Comunidades.

Sin embargo esta sentencia no disuadió al Estado de continuar violentando los derechos fundamentales de los garífunas a quienes ha despojado de sus tierras para favorecer a empresas turísticas y otros grupos económicos.

Este es el texto de la denuncia  de OFRANEH :
Garifunas y el derecho a la consulta: agua para La Ceiba o playa para Sambo Creek
Sambo Creek, a los 26 días del mes de Octubre del 2016.- Desde hace casi una década existen presiones para que la comunidad Garífuna de Sambo Creek permita la construcción de represas hidroeléctricas en las cuencas de los ríos Sambo Creek y Cuyamel. Al mismo tiempo que se incrementan las presiones para la construcción de la represa, la playa de Sambo Creek, desaparece ante la fuerte erosión costera que afecta al Departamento de Atlántida.
Desafortunadamente las autoridades y los empresarios interesados en construir las represas, nunca han consultado a la comunidad, y mucho menos considerado las posibles consecuencias que traerían las represa para el delta del Cuyamel y la playa de Sambo.

Desde hace unas semanas se inició una campaña en los medios de comunicación ceibeños, para señalar la escasez de agua que enfrenta la ciudad de la Ceiba y la construcción de una represa multiusos en el río Cuyamel como posible solución al colapso del abastecimiento del líquido vital, que sufre dicha ciudad desde años, generado por la deforestación de la cuenca del río Danto.

Los medios de comunicación de forma no tan soterrada están exacerbando el racismo existente entre los ceibeños, al señalar a los Garifunas de Sambo Creek como opositores al desarrollo y un impedimento para que el agua del río Cuyamel alimente a la Ceiba. Es posible que de forma inadvertida ¨los comunicadores” al servicio de la alcaldía, estén utilizando mecanismos de presión, los que en algún momento se pueden convertir en amenazas directas a la población sambeña.

Las presiones para construir la represa se intensificaron después del golpe de Estado, cuando a finales de la dictadura de Micheletti en el transcurso de algunas semanas, SERNA procedió a otorgar una licencia ambiental a los herederos de Marcelino Ponce, para la construcción de una hidroeléctrica en río Cuayamel, destinada a la producción de 4 megavatios de energía.

En noviembre del 2015, el Sr. Alfredo Ortega, subgerente regional de la Empresa nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en la Ceiba Atlántida, indicó al diario La Prensa, sobre la inminente construcción de la represa, la que fue visitada por técnicos japoneses y funcionarios del SANAA el 21 de enero del presento año. Días después una comitiva de Sambeños hizo presencia en la Embajada japonesa y en las oficinas del JICA. Los funcionarios japoneses manifestaron que no existía ninguna solicitud por parte de las autoridades hondureñas para el financiamiento de la represa.

En el transcurso del mes de octubre, la municipalidad de la Ceiba viene pretendiendo efectuar un cabildo abierto, con el fin de sustituir el derecho al proceso de consulta, previa, libre e informada que poseemos los Garifunas, el que se encuentra consignado en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI).

El Alcalde Carlos Aguilar ha sido notificado en múltiples ocasiones sobre el requerimiento del derecho a la Consulta Previa, sin embargo parece ser que el edil ha sido asesorado de forma incorrecta sobre los derechos que poseemos los pueblos indígenas. Además muestra un desconocimiento total sobre la erosión costera y las causas que la pueden agudizar.

Los Garífunas entendemos perfectamente el problema del abastecimiento del agua de la ciudad de la Ceiba, sin embargo hemos sido testigos del mal manejo y la falta de voluntad política para proteger las cuencas hidrográficas de dicha ciudad. La municipalidad hizo caso omiso a la deforestación de la cuenca del río Danto.

El No a la Represa manifestado en múltiples ocasiones por la comunidad de Sambo Creek, es simplemente la defensa de su playa, la que cada día se ve más afectada por la erosión costera. En otras palabras los sambeños se ven ante el dilema de otorgar el agua del río Cuayamel para la Ceiba o perder lo que resta de playa.
Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/contexto/item/1543-empresarios-usan-medios-de-comunicacion-en-el-atlantico-para-presionar-a-garifunas-que-acepten-hidroelectricas
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada