Buscar este blog

Cargando...

viernes, 23 de septiembre de 2016

Honduras: «Juan Gabriela», la fórmula contra Xiomara

Por Gilberto Ríos Munguía.   
Primero quisiera presentar mis condolencias para todos aquellos que disfrutan del aporte al arte y la cultura del recientemente fallecido y homónimo de la fórmula —al menos en su nombre artístico—, Juan Gabriel, mexicano de exquisitas composiciones mundialmente conocidas.
Acá en Honduras —muy lejos del arte y la cultura— los medios de comunicación hegemónicos han destacado en los últimos días la precandidatura a la Presidencia de República por el Partido Liberal de la Diputada, ex presidente del Banco Central, ministra de finanzas en el gobierno de facto de Roberto Micheletti y catedrática universitaria Gabriela Núñez.

Pero este no era un gran debate hace un par de semanas atrás; por más de siete años el escándalo ha girado en torno a los anhelos de reelección o continuismo de los presidentes de turno, incluso este fue uno de los principales argumentos para justificar el golpe de Estado contra Manuel Zelaya Rosales.
Los medios al servicio de la oligarquía aducían que la Consulta no vinculante del 28 de junio de 2009, sobre colocar una Cuarta Urna en las elecciones Generales preguntando acerca de la importancia o necesidad de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, era una iniciativa que ocultaba la perversa intención del mandatario de prolongarse en el Poder.
No obstante el Partido Nacional, actualmente en el gobierno, ha hecho todo lo necesario para garantizar de las maneras más ilegales, ilegítimas y descaradas que la reelección del Juan O. Hernández tenga una imagen apegada a Derecho, sin que sus campañas hayan podido conseguirlo, al menos en la gran mayoría de la población informada o pensante del país.
Honduras vive una extraña normativa legal luego del golpe de estado. La oligarquía y sus representaciones políticas el Partido Liberal y el Partido Nacional, hacen malabares para hacer creer que hay algún respecto por el texto constitucional, mientras el orden de la explotación de los trabajadores/as y el saqueo del Estado está garantizado por la represión del pueblo en diversas manifestaciones.
Juan O. Hernández y Gabriela Núñez son entonces la fórmula “Juan Gabriela” de la oligarquía para asegurar la continuidad del bloque en el poder que permite el uso y abuso permanente del Estado para sus fines particulares. Pero no hay que confundir los representantes con representados; Juan O. es la figura de la oligarquía financiera que más creció con los fraudes al Estado en la primera versión del neoliberalismo de los años noventa. Gabriela por su parte es la ficha incondicional de Carlos Flores Facussé y los capitales “liberales” —por llamarlos de alguna manera—, que controlan medios de comunicación, parte del capital financiero y otros emporios. Ambos cuentan con la bendición de la embajada norteamericana.
La jugada es clara, las negociaciones también; Liberales y Nacionalistas (ambos neoliberales), montarán el teatro electoral haciendo creer por todos sus medios que son los protagonistas de la democracia en Honduras, nada más lejano a la realidad. Se trata del espectáculo para desplazar en el imaginario colectivo la postulación de Xiomara Castro, digna candidata de la oposición que ya en una ocasión derrotó a Juan O. Hernández en las urnas mientras redujo al partido liberal a la vergüenza de historia política nacional.
Cabe apuntar que también Gabriela tratará de suplantar el lugar de “mujer” de Xiomara y expondrá sus títulos universitarios —no su moral—. Juan O. utilizará la fuerza de las instituciones del Estado para asegurar recursos y repetir el fraude electoral.
Una jugada de pizarrón de la oligarquía que cuenta ya con sus actores; la única variante que está fuera de esta ecuación es la capacidad que tenga el Pueblo a través de Libre de hacer valer sus derechos para que por fin prevalezca la verdadera democracia.
http://elpulso.hn/juan-gabriela-la-formula-contra-xiomara-opinion/

No hay comentarios :

Publicar un comentario